FORMACIÓN DE DISCÍPULOS

Jesús formó discípulos para extender el Reino en el tiempo y el espacio. Sin discípulos, la obra de Jesús no podía trascender.
Su tarea más importante durante los tres años de ministerio, no fue atender a las multitudes, sino formar y capacitar a sus discípulos… para que ellos llegaran a ser “formadores de discípulos”.
*La venta de este libro es en formato digital. Al hacer su compra, se le enviará el link para que usted haga la descarga.