LOS DIEZ MANDAMIENTOS DE LA MISERICORDIA

Así como los mandamientos, códigos y preceptos del Antiguo Testamento están condensados en observar el Shabbat, la esencia del plan de Dios en el Nuevo Testamento la encontramos en la cápsula: “Sean misericordiosos, como su Padre celestial es misericordioso” (Cf. Lc 6,36).

Para cumplir este sueño de Dios contamos con un maravilloso cuerpo docente de diez animales que son más misericordiosos que muchos humanos: Un gallo que le advierte a Simón Pedro para que no vuelva a negar a su Maestro, una serpiente terapéutica, la gallina que protege sus pollitos, un camello, animal impuro que viste un profeta y las abejas que buscan flores y dan miel al áspero Juan el bautista.También encontramos un pescador que paga deudas atrasadas y los pescaditos que alimentan a una multitud en el desierto, así como la ballena que protege a Jonás para no ser devorado por un tiburón. De manera especial, sobresale el becerro gordo que hace la fiesta al hijo que regresa y el buey que muestra que la misericordia está sobre la ley.

Esta decena de “buenos samaritanos” ha promulgado el Decálogo de la Misericordia.

*La venta de este libro es en formato digital. Al hacer su compra, se le enviará el link para que usted haga la descarga.